prótesis para aumento de pecho

¿Qué tipos de prótesis existen para el aumento de pecho?

Las Prótesis mamarias pueden ser de gel de silicona, de suero o de poliuretano para el aumento de pecho.

Las prótesis de suero consisten en un envoltorio de silicona que se va rellenando con suero fisiológico hasta el tamaño deseado durante la intervención.

En Europa y en particular en España, las prótesis mas usadas son las de gel de silicona que a su vez pueden ser de cobertura lisa o texturizada.

Respecto a las formas de la prótesis, esta puede ser redonda con diferentes proyecciones y anchuras; y anatómica con 3 dimensiones para valorar alto, ancho y proyección.

prótesis para aumento de pecho

¿Cuál es la mejor forma: la anatómica o la redonda?

Cada caso debe ser considerado individualmente, según la experiencia del cirujano en corregir ciertas asimetrías o deformidades y según los deseos de la paciente y lo que se quiera conseguir con el aumento mamario. Hay que considerar también la anatomía de la paciente y sus medidas.

¿Cómo se debe elegir el tamaño de las prótesis?

El tamaño de la prótesis va a depender de las medidas de la paciente, las posibilidades de sus tejidos y los deseos de la paciente, todo ello guiado por el cirujano plástico.

¿Hay que cambiar las prótesis cada 10-15 años?

Hay que cambiarlas si tras los controles rutinarios de las mamas, como son la ecografía o mamografía, se aprecian problemas en la cápsula del implante o dentro de él. Para ello el procedimiento Gold Standard es realizar una resonancia magnética para cuantificar y valorar el daño en la prótesis mamaria y asi valorar la necesidad de recambio de prótesis.

Definitivamente los implantes mamarios no son para toda la vida pero si pueden durar entre 15 y 20 años, incluso mas.

¿Hay que tener algún cuidado específico para que no se estropeen?

No, las prótesis están dentro de tu cuerpo y debes cuidarlas como lo haces con tu cuerpo.

Llevar sujetador siempre es parte del cuidado de tu pecho para evitar problemas de descolgamiento con los años.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *