¿Qué tipos de prótesis existen para el aumento de pecho?

Las Prótesis mamarias pueden ser de gel de silicona, de suero o de poliuretano para el aumento de pecho.

Las prótesis de suero consisten en un envoltorio de silicona que se va rellenando con suero fisiológico hasta el tamaño deseado durante la intervención.

En Europa y en particular en España, las prótesis mas usadas son las de gel de silicona que a su vez pueden ser de cobertura lisa o texturizada.

Respecto a las formas de la prótesis, esta puede ser redonda con diferentes proyecciones y anchuras; y anatómica con 3 dimensiones para valorar alto, ancho y proyección.

prótesis para aumento de pecho

¿Cuál es la mejor forma: la anatómica o la redonda?

Cada caso debe ser considerado individualmente, según la experiencia del cirujano en corregir ciertas asimetrías o deformidades y según los deseos de la paciente y lo que se quiera conseguir con el aumento mamario. Hay que considerar también la anatomía de la paciente y sus medidas.

¿Cómo se debe elegir el tamaño de las prótesis?

El tamaño de la prótesis va a depender de las medidas de la paciente, las posibilidades de sus tejidos y los deseos de la paciente, todo ello guiado por el cirujano plástico.

¿Hay que cambiar las prótesis cada 10-15 años?

Hay que cambiarlas si tras los controles rutinarios de las mamas, como son la ecografía o mamografía, se aprecian problemas en la cápsula del implante o dentro de él. Para ello el procedimiento Gold Standard es realizar una resonancia magnética para cuantificar y valorar el daño en la prótesis mamaria y asi valorar la necesidad de recambio de prótesis.

Definitivamente los implantes mamarios no son para toda la vida pero si pueden durar entre 15 y 20 años, incluso mas.

¿Hay que tener algún cuidado específico para que no se estropeen?

No, las prótesis están dentro de tu cuerpo y debes cuidarlas como lo haces con tu cuerpo.

Llevar sujetador siempre es parte del cuidado de tu pecho para evitar problemas de descolgamiento con los años.

¿Qué es la mastopexia?

¿Qué es la mastopexia? La mastopexia es la elevación del pecho que ha perdido su forma, ya sea como resultado de uno o varios embarazos, por la perdida de peso importante o por factores constitucionales.

¿Se aumenta el tamaño del pecho de la paciente durante la cirugía de Mastopexia?

La mastopexia puede realizarse sola o con implante mamario. El implante aumenta el volumen del pecho pero además llena el polo superior de la mama que se pierde tras el embarazo o tras la perdida de peso.

¿Cómo es el postoperatorio de Mastopexia?

Tras la cirugía, la paciente se despierta normalmente con un drenaje a cada lado del pecho y un vendaje. La mastopexia sola no suele ser dolorosa. Si se pone un implante existe sensación de presión en el pecho y un poco mas de dolor que se calma con la medicación.

Tras la primera noche en el hospital, se retiran los drenajes y el vendaje y se coloca el sujetador deportivo que debe ser llevado durante 6 semanas día y noche.

No hay suturas para quitar ya que son todas reabsorbibles y están interiormente.

La paciente se puede duchar desde el primer día y solo debe aplicarse betadine encima del esparadrapo a diario.

Se puede hacer una vida relativamente normal tras la cirugía con al menos 5 días de reposo relativo. No se puede coger peso ni hacer ejercicio con los brazos, pero si que pueden lavarse el pelo y secarse con el secador, lo cual es bueno para conservar una buena movilidad de la zona del hombro.

Conducir es la parte mas controvertida del postoperatorio puesto que el conducir en si no es una actividad problemática para la operación pero si lo es el cinturón de seguridad que puede causar graves daños en caso de accidente.

¿Qué cicatrices produce la Mastopexia y cómo pueden reducirse?

Las cicatrices normalmente son alrededor de la areola, una vertical y ocasionalmente una pequeña debajo de la mama en el surco mamario. Rara vez realizo solo una cicatriz alrededor de la areola porque distorsiona la mama y aplana el pecho perdiendo la proyección de la misma. Aunque éste un tratamiento totalmente personalizado y depende de la forma de la mama de cada paciente.

La historia normal de las cicatrices es que desde la primera a las 6 semanas es una línea que casi no se nota, desde las 6 semanas a los 6 meses es cuando mas activa esta la cicatriz pudiendo parecer roja, inflamada e incluso picando ocasionalmente. A partir de los 6 meses la cicatriz se calmará progresivamente y empezará a ponerse mas blanca para hacerse casi imperceptible al año de la operación si se trata de un paciente que cicatrice bien.

Existe un tipo especial de cicatrización que son: las cicatrices hipertróficas y en su peor variante las cicatrices queloideas. Este tipo de cicatrización es genética y se puede intentar mejorar con distintos tratamientos pero no se puede eliminar por completo.

Los tratamientos de las cicatrices incluyen, masajes con aloe vera o rosa mosqueta que recomiendo sean 4 veces al día durante 10 minutos. También vitamina E y cremas con silicona que se pueden aplicar día y noche y no interfieren con los masajes.

El aplicar steristrips o esparadrapo sobre las cicatrices durante semanas e incluso meses ha evidenciado cierta mejoría en las cicatrices.

Qué debes saber sobre la Reducción Mamaria

¿La reducción mamaria es una intervención frecuente?

La reducción de mamas es una operación relativamente frecuente debido a la incidencia de hipertrofia mamaria o gigantomastia, tanto en mujeres jóvenes como en más maduras.

¿Qué dolencias se tratan con la reducción mamaria?

Esta intervención se recomienda en mujeres con un volumen mamario excesivo para su contorno torácico y que presenten los siguientes síntomas:

  • Infecciones quísticas en la mama
  • Dolor en cuello, hombros o espalda.
  • Problemas para dormir o mala postura debido al gran tamaño del pecho
  • Estrías e infecciones bajo la mama
  • Surco en los hombros por el peso del pecho en la zona del tirante del sujetador

¿La reducción de mama tiene motivos estéticos o patológicos?

Suele realizarse por un problema de salud, bien sea por hormigueo en la manos y dolores crónicos en la espalda, bien por problemas psicológicos, psicosociales, dermatológicos, etcétera. También se realiza por motivos estéticos pero con menos incidencia.

¿La intervención posee un procedimiento similar al del aumento de mamas?

Esta operación es ligeramente más compleja que el aumento mamario. Hay distintas técnicas pero todas ellas se basan en la vascularización del pezón, que determina el tejido a resecar de la mama.

Las cicatrices también son distintas. Pueden aparecer alrededor de la areola, una cicatriz vertical e incluso una horizontal en el surco mamario en casos de una gran gigantomastia. Se colocan, también, drenajes en los laterales de la mama y un vendaje compresivo al menos durante las primeras 24-72h.

¿Qué medidas postoperatorias debe seguir la paciente?

Durante el tiempo de postoperatorio, es necesario que la paciente lleve un sujetador deportivo día y noche durante 6 semanas. Se deben restringir las actividades deportivas, e incluso la primera semana tomarla con calma ya que puede haber un cansancio generalizado.

Se deben tomar antibióticos durante los primeros 5 y 7 días desde la operación, así como analgésicos y un protector gástrico. Nosotros somos partidarios de las duchas a partir de las 24h de la operación, siempre que se sequen bien las cicatrices y se aplique yodo a diario sobre los esparadrapos.

A las 2 semanas de la operación, se recomiendan masajes e hidratación de las cicatrices con aloe vera o rosa mosqueta hasta 4 veces al día y durante los 6 primeros meses.

A partir de las 6 semanas, ya se puede empezar a usar un sujetador normal. No obstante, durante el tiempo que el paciente esté en casa o en el trabajo, es preferible el uso del sujetador deportivo.

No se recomienda conducir durante las primeras semanas después de una reducción mamaria, pues pueden surgir complicaciones por un golpe con el cinturón de seguridad en caso de accidente. En concreto, se puede producir un hematoma en la mama afectada y en ese caso, sería necesaria una intervención de urgencia.

Dra. Hurtado-de-Mendoza

Rotura de implantes mamarios

Cada vez se oyen mas noticias sobre la rotura de los implantes de mama e incluso seguramente los has oído de amigas o conocidas tuyas.

En este articulo te vamos a dar las claves para explorarte, reconocer los signos y síntomas así como qué esperar de la consulta con el cirujano plástico.

Cada vez mas mujeres llevan implantes mamarios, un reciente estudio de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) calcula que alrededor de 18000 a 19000 mujeres al año se someten un aumento mamario.

Y a pesar de ciertos mensajes o informaciones erróneas que se oyen, los implantes no son de por vida, es necesario cambiarlos porque tras un periodo pueden alterarse o incluso romperse.

Se recomienda una visita anual a tu cirujano plástico para revisar los implantes y comprobar que no ha habido ningún cambio.

Una rotura ocurre cuando hay una fisura en la envoltura del implante. Puede ocurrir al debilitarse la capa exterior del implante con el tiempo, por daño durante la operación, si hay un defecto en el implante o por daño a la mama.

Los primeros implantes que se usaron tenían una tasa de rotura muy alta ya que las capas de la envoltura eran muy finas. Actualmente los principales productores de prótesis las fabrican con varias capas y las roturas son poco comunes.

Un implante de silicona roto puede provocar dolor en la mama o cambios en el contorno y forma del pecho. La silicona vertida NO causa cáncer de mama, problemas reproductivos o enfermedades del tejido conectivo como artritis reumatoide.

Cuando se realiza un aumento de mama se forma tejido fibroso (cápsula) alrededor del implante. Si el implante se rompe, puede que no se llegue a ver porque la silicona se queda dentro de esa cápsula. Esto se llama Rotura silenciosa.

A veces la capsula se inflama y se forma mas tejido cicatricial que puede dar lugar a:

  • dolor o inflamación del pecho afectado
  • cambio en el tamaño o la forma
  • nódulos en el pecho
  • endurecimiento o ablandamiento del pecho afectado

La rotura se puede confirmar con una Resonancia Magnética.

Si tienes una rotura del implante tu Cirujano Plástico te recomendará que te lo quites y normalmente se reemplaza por otro implante nuevo. Si decides que no quieres otro implante puede ser necesario un lifting de pecho (mastopexia) o cirugía correctora que ayude a mantener tu pecho con una buena apariencia estética.

Debes recordar que : LOS IMPLANTES NO DURAN TODA LA VIDA

En USA se recomienda una Resonancia magnética a los 3 años de la colocación de implantes mamarios que se debe repetir cada 2 años. Si bien es cierto que todavía faltan estudios para ver si los beneficios de una Resonancia de rutina justifican el coste. En Europa se recomienda una Resonancia Magnética cada 5 años.

Ante todo: si tienes dudas atiende tu Cirujano Plástico

 

Dra. Brianda Hurtado de Mendoza García

ESPECIALISTA EN CIRUGIA PLASTICA, REPARADORA Y ESTETICA