Otoplastia es la operación que corrige las orejas prominentes. Aproximadamente un 1-2% de la población considera que sus orejas son prominentes. En muchos casos la forma y posición de la oreja es heredada, pudiéndose ver una tendencia familiar.

Otoplastia – Orejas prominentes

A la mayoría de las orejas prominentes les falta el pliegue normal y a veces una oreja es más prominente que la otra. Las personas con este tipo de problema suelen tener problemas de adaptación sobretodo en la escuela e incluso perdida de confianza en si mismos, para corregir este problema contamos con la Otoplastia.

Pide una Cita
Otoplastia

Casos de Otoplastia

Otoplastia
Otoplastia
Otoplastia
Otoplastia

¿Tienes alguna duda? ¡Llámanos ahora!

952 60 22 60

952 60 22 60

Contacta con nosotros

¿CUANDO ES NECESARIO UNA OTOPLASTIA?

Cuando las orejas se hacen prominentes en las primeras semanas de vida es posible remodelarlas con una férula aplicada alrededor del borde. El cartílago de la oreja de un recién nacido es muy blando y fácilmente remodelable, con lo que en pocas semanas se puede conseguir una corrección permanente. A la edad de 6 meses, el cartílago es demasiado duro para ser remodelado y se necesita una corrección quirúrgica.

La otoplastia es una operación que ajusta la forma del cartílago creando los pliegues que faltan y permitiendo que la oreja se asiente más cerca de la cabeza. La operación se realiza bajo anestesia local o general.

Reserva una Cita

Solicita una consulta sin compromiso, te llamamos

Acepto la política de privacidad

PREGUNTAS FRECUENTES OTOPLASTIA

Consecuencias tras la Otoplastia

Después de la cirugía es necesario llevar un vendaje protectivo hasta que las suturas se retiran en 5 a 10 días después de la operación. Una vez que el vendaje se ha retirado, se debe llevar una banda protectora por la noche para evitar que las orejas se doblen contra la almohada. Analgesia como Paracetamol o Codeína es necesaria, evitando Aspirina o Ibuprofeno que pueden provocar sangrado después de la cirugía.

La cicatriz detrás de la oreja se resuelve bien aunque ocasionalmente se vuelve roja y abultada.

En algunas ocasiones es necesaria una segunda intervención para refinar los resultados, aunque la gran mayoría de los pacientes están satisfechos con el resultado.

¿Qué se debe hacer tras la operación de Otoplastia?

El pelo se puede lavar una vez que el vendaje y las suturas se han retirado. Es importante que los pliegues detrás de las orejas queden limpios y secos.

¿Cuáles son las limitaciones?

Esta operación se hace con más frecuencia durante la infancia, a partir de los 5 años ya que antes el cartílago es muy blando y no mantiene bien las suturas. Se recomienda que a pesar de que los padres consideren que su hijo/a necesita las orejas corregidas para evitar problemas de burla en el colegio, es mejor esperar a que el niño/a reconozca el problema y sea él mismo el que quiera sus orejas corregidas. De esta manera los niños son mucho más cooperativos y contentos de los resultados al entender por qué se lleva a cabo la cirugía.

¿Cuáles son los Riesgos de una Otoplastia?

Un pequeño porcentaje de paciente (3%) desarrollará cicatrices rojas y abultadas, que necesitarán tratamiento posterior.

Infección no es común pero puede ocurrir, necesitando antibióticos y curas locales regularmente.

A veces el vendaje puede producir una herida en la piel que puede tardar mas tiempo en cicatrizar.

Existe el pequeño riesgo de que la reparación no soporte la oreja adecuadamente por lo que una segunda operación sería necesaria.

Las orejas quedan ligeramente anestesiadas tras la operación y la sensibilidad se recupera lentamente en el transcurso de las semanas.

¿Tienes más dudas sobre Otoplastia?

Contacta con nosotros y te contestaremos lo antes posible.

Acepto la política de privacidad