Blefaroplastia

La Blefaroplastia es la cirugía de los párpados. Una vez que los tejidos cutáneos pierden su elasticidad con la edad, se produce una acumulación de piel en los pliegues de los párpados superiores, así como un aumento de las arrugas en los párpados inferiores. Además, el debilitamiento de los músculos que se encuentran debajo de la piel permite que la grasa existente alrededor del globo ocular se hernie y aparezcan las bolsas en los párpados.

Este problema se acentúa por la mañana, y sobretodo cuando existe un componente de stress y falta de descanso. Todo ello es debido a una acumulación de líquido durante la noche en las partes donde hay un exceso de piel.

La caída de los párpados es también un efecto del proceso de envejecimiento, agravando la acumulación de piel en los párpados superiores y llegando a obstruir la visión en los casos mas graves.

Pide una Cita
blefaroplastia

Blefaroplastia Antes y Después

blefaroplastiablefaroplastia
blefaroplastiablefaroplastia
blefaroplastiablefaroplastia

¿Tienes alguna duda? ¡Llámanos ahora!

952 60 22 60

952 60 22 60

Contacta con nosotros

BLEFAROPLASTIA SUPERIOR

¿En qué consiste la blefaroplastia superior?

Consiste en corregir el exceso de piel y bolsas grasas de los parpados superiores, mediante una incisión en el surco entre el límite del parpado móvil y el fijo, quedando así la cicatriz escondida. Se realiza con anestesia local y sedación con lo cual los pacientes pueden ser dados de alta el mismo día siempre que tengan a alguien que cuide de ellos esa noche.

¿Que problemas soluciona?

Corrige el exceso de piel o blefarochalasis y el exceso de bolsas grasas que, por la edad, stress, pocas horas de sueño, etc., van apareciendo.

Puede llegar a corregir anomalías del pliegue palpebral (pliegue entre el parpado fijo y el móvil), variaciones étnicas (ojo asiático), e incluso con la blefaroplastia superior podemos subir ligeramente el canto externo del ojo mediante una cantopexia.

¿Supone algún riesgo para la visión?

Puede ocurrir una irritación de la conjuntiva llevando a un edema que se resuelve con colirios y se previene con las pomadas oftalmológicas que se usan en el periodo postoperatorio inmediato.

En caso de no proteger adecuadamente el ojo con las pomadas oculares y colirios adecuados puede ocurrir una úlcera corneal que ocasiona dolor, irritación, fotofobia y sensación de cuerpo extraño dentro del ojo.

Está descrito en la literatura y en el consentimiento informado el riesgo extraordinariamente remoto de embolizacion de la arteria central de la retira durante infiltración ocasionando ceguera.

¿Se recomienda combinar con otros tratamientos estéticos?

Se puede combinar con:

Botox en frente y entrecejo una vez realizada la intervención

Relleno de orbita con ácido hialurónico o con grasa cuando hay asimetrías o cuando existe una pérdida de la grasa a nivel de la órbita para rejuvenecer la zona.

¿Cómo es el postoperatorio y recuperación?

Una vez terminada la operación, el paciente encontrará unos esparadrapos de papel encima de la incisión, y mucha pomada oftalmológica con antibióticos para proteger el ojo y mantenerlo hidratado, pero tendrá visión borrosa porque es una pomada muy densa.

Se puede y se debe lavar la cara y los ojos con suero fisiológico, secándolo bien luego y aplicando betadine sobre el esparadrapo con un bastoncillo.

Durante las primeras 48 horas deberá aplicar hielo seco sobre la zona intermitentemente y dormir con el cabecero elevado para disminuir la inflamación.

Las pomadas oculares más densas se usan durante las primeras 48 h cada 2-4 h y luego solo antes de acostarse.

A los 5-7 días se retira una única sutura en el parpado.

Es necesario evitar el sol, usar gafas de sol y mantener un perfil tranquilo durante las primeras semanas.

A partir de las 2 semanas recomiendo masajes circulares sobre la cicatriz con crema de contorno de ojos.

Es una operación relativamente sencilla, con mínimas complicaciones, buena cicatrización y sumamente satisfactoria, porque recuerda que lo primero que ven y que ves cuanto te miran y te ves son tus ojos.

Reserva una Cita

Solicita una consulta sin compromiso, te llamamos

Acepto la política de privacidad

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE BLEFAROPLASTIA

¿Qué se puede hacer con una reducción de párpados?

La reducción de párpados (blefaroplastia) remueve el exceso de piel y la grasa acumulada para producir una mirada mas alerta y reducir la hinchazón matutina.

En ocasiones sólo es necesario reducir la piel, otras piel y grasa y otras sólo grasa. Si sólo es grasa lo que se extirpa de los párpados inferiores, se puede realizar por dentro del párpado inferior evitando una cicatriz exterior (blefaroplastia transconjuntival).

¿Quiénes son los mejores candidatos para una Blefaroplastia?

Gente que tiene una tendencia heredada de bolsas en los párpados inferiores puede ser operada a partir de los 20 años.

Los efectos de la edad son más aparentes en los párpados, y se puede llevar a cabo una reducción de la piel sobrante a partir de los 35 años.

Los pacientes que sufren de trastornos del tiroides suelen desarrollar signos perioculares que pueden solucionarse con cirugía. Cuando hay una reducción de la hormona tiroidea (hipotiroidismo) se produce un exceso de grasa, y en los casos de exceso de hormona tiroidea (hipertiroidismo) existe también un exceso de grasa que produce un resalte del globo ocular.

¿Cuáles son las limitaciones de la Blefaroplastia?

Es importante comprender que solamente las arrugas de la piel que se extirpa son las que se remueven. Sólo se tratan los párpados dentro del margen óseo de la órbita. Los pliegues de piel que se extienden a los pómulos no mejoran normalmente, así como las arrugas del área de las patas de gallo.

El descenso de las cejas se puede corregir con la elevación endoscópica de las cejas o bien una extensión de este procedimiento como es el lifting profundo, que puede usarse no sólo para elevar la ceja y el párpado superior sino también para elevar y abrir el ángulo externo del ojo.

Las arrugas recurrentes o residuales se pueden corregir en algunos casos con un tratamiento de peeling químico o resurfacing con láser.

La operación de Blefaroplastia

La cirugía tanto de los párpados superiores como inferiores se lleva a cabo con anestesia local o general en medio hospitalario.

La operación estándar consiste en realizar las incisiones siguiendo las líneas naturales de los párpados; en el pliegue del párpado superior y justo debajo de las pestañas en el párpado inferior (ver dibujo). Estas incisiones se extienden ligeramente sobre el territorio de las patas de gallo en la esquina de los ojos. A través de esta incisión se retira el remanente de grasa, así como el exceso de piel y músculo.

Tras la cirugía es conveniente mantener la cabeza elevada durante los primeros días para reducir la inflamación, así como la aplicación de compresas frías. El cirujano aplicará pequeñas tiritas cubriendo las suturas o steristrips que sustentan los párpados después de la cirugía. Se deben lavar los ojos con suero y se aconsejará el uso de pomadas oculares o colirios.

Las suturas se retiran después de 3 a 5 días y poco después podrás empezar a usar maquillaje. Ocasionalmente se aconsejará el uso de steristrips como soporte para los párpados inferiores durante una semana más.

El cierre de los ojos puede sentirse tenso inmediatamente después de la operación debido a la inflamación y porque la piel ha sido extirpada. Si el cierre no es completo durante la noche, es aconsejable el uso de colirios antes de acostarse. Esta sensación desaparecerá en cuando la inflamación lo haga.

Los ojos pueden resultar llorosos debido a la inflamación de la conjuntiva (quemosis) y de los conductos lacrimales, impidiendo el drenaje de las lágrimas pudiendo durar unas semanas. Las cicatrices tienden a un color rosáceo durante unos meses acabando casi imperceptibles.

Riesgos de la Blefaroplastia

Toda cirugía conlleva ciertos riesgos, la reducción de ellos se lleva a cabo siguiendo las instrucciones de tu cirujano antes y después de la cirugía. Es necesario informar a su cirujano de cualquier enfermedad tiroidea, hipertensión arterial, diabetes o problemas oculares como desprendimiento de retina o glaucoma.

Ocasionalmente pueden aparecer hematomas tras la operación que desaparecen tras 2 o 3 semanas, pero que puede ser necesario drenar si son de gran tamaño.

Suele ser frecuente que el margen inferior se retraiga del globo ocular debido a la inflamación; normalmente desaparece sólo o con ayuda de steristrips, sólo ocasionalmente será necesaria otra operación para corregirlo.

A veces aparecen pequeños quistes blanquecinos a lo largo de la línea de sutura que no tienen gran importancia y pueden ser retirados con una aguja.

La ceguera es una excepcional y rara complicación.

¿Tienes más dudas sobre Blefaroplastia?

Contacta con nosotros y te contestaremos lo antes posible.

Acepto la política de privacidad